Todavía son nueve

image

Nos topamos con él por todos lados, porque todo lo anduvo. En seis años recorrió cada cuarto, cada esquina. Nada ha impedido que lo veamos en la mesa del comedor, en los platos, en el jardín, en la casa de la vecina, en el camino que nos lleva a los panales de abejas. Está en el baño, en el cepillo que limpió sus dientes por última vez, en un zapato al que no se le encuentra su par. Si nos preguntan cuántos nietos hay en la familia, decimos que son nueve. Porque Eduardo está vivo, demasiado. Montado en su caballo grita “Diamante” y sale cabalgando como un rayo.

6 thoughts on “Todavía son nueve

  1. K dios lo tenga en su gloria aunke no lo conosi pero segun e hoydo y hoia ablar de el es un buen niño no lo conoci pero mi esposo es primo de su papa espero k dios le de mucha fortaleza a sus.padre se lo
    Doloroso k es perder un hijo pork la mia no la perdi pero la tuve con graves kmaduras a sus 4 añitos ahora tiene 5 k dios le de toda la fortaleza del mundo

  2. Y siempre será nueve!… El amor no se pierde y en la ausencia también se ama. Mis pensamientos y oraciones con ustedes.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s