Verdes y azules

Abstract illustration of medieval battle.

Verdes y azules decidieron entrar en guerra para disminuir el número de personas de cada lado. Querían matar y hacerse sufrir. Hubo muchas batallas y, en la que pudo ser la última de todas, fue tanta la sangre que se derramó que quedaron todos rojos y, no pudiendo distinguirse el color de los combatientes, hubo que detener la contienda. Se miraron con las armas en las manos y nadie supo qué hacer.

Era medio día aún. El sol se mostraba afilado, más hiriente que cualquier cuchillo. Por su causa cuando todos empezaban a dar la espalda, la sangre, que es agua roja, comenzó a secarse. Entonces, rápido, demasiado rápido, los verdes se volvieron anaranjados y, los azules, morados. Al caer en la cuenta del cambio de color, la masa de combatientes apretó dientes y armas. Gritos bélicos se escucharon en el fondo y la gente volvió a matarse, con la misma sed de antes.

Todavía hoy esa gente sale a quitarse la vida estúpidamente mientras el sol, en lo alto, se ríe, amarillo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s